martes, 15 de agosto de 2017

ROPA VIEJA

La ropa vieja o carne desmechada, desmenuzada o deshilachada es una preparación a base de carne deshebrada, específicamente de falda de res, también llamada sobre barriga. Esta carne tiene la hebra larga y cuando se ablanda facilita la deshebrada. Es típica de la región Caribe, especialmente Cuba, Puerto Rico, Panamá, Colombia y Venezuela. Como muchas de nuestras costumbres culinarias parece ser herencia de la madre España, más específicamente de las Islas Canarias.
Existen muchas formas de preparar este plato. Y las variaciones vienen dadas por los ingredientes propios de cada región para la preparación del hogao o sofrito. Generalmente se acompaña de arroz blanco, fríjoles, plátano maduro, aguacate.
Ingredientes:
1 kilo de carne de res (falda o sobre barriga)
3 dientes de ajo
1 o 2 cebollas cabezonas
1 ají pimentón verde
1 ají pimentón rojo
2 tomates maduros
1 zanahoria
1 rama de cebollín o puerro
1 rama de apio
1 cucharadita de salsa de soja
1 cucharadita de vinagre
1 cucharadita de comino
Aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
Se limpia y se corta la carne en trozos grandes. Se coloca en la olla a presión con el ajo, vinagre, salda de soja, un poco de sal y agua suficiente para que al finalizar el proceso de ablandado no sobre mucha.
Por aparte se pican las verduras en julianas o trocitos y se llevan a sofreír en el aceite de oliva. Se puede reemplazar el ají pimentón por ají dulce que también aporta un delicioso sabor.  Cuando la carne esté tierna se saca y se deja reposar. El caldo sobrante se agrega a las verduras, la pimienta, el comino y por último la carne deshilachada. Se rectifica la sazón y se termina de cocinar. Servir con arroz blanco, tajadas de plátano maduro y la ensalada de su preferencia. Para el postre sugiero una isla flotante.

sábado, 22 de julio de 2017

POLLO EN SALSA DE UCHUVAS

La uchuva (physalis peruviana), también conocida como Golden Berry o aguaymanto, pertenece a la familia de las solanáceas, por tanto, comparte características con la papa y el tomate. Es una fruta originaria de América del Sur, donde se conocen más de 50 especies en estado silvestre. Sus bayas son muy ricas en vitamina C, tiene un alto porcentaje de calcio y pueden comerla los diabéticos. Se considera una fruta exótica. Se utiliza para preparar helados, yogurt, glaseados y ensaladas. Tiene alto contenido de pectina lo que la hace ideal para mermeladas y salsas.
Hoy voy a compartir esta deliciosa receta de pollo en salsa de uchuvas
Ingredientes:
1 kilo de contra muslos de pollo sin piel
1 libra de uchuvas
100 g de cebolla
 taza de caldo
80m g de mantequilla
120 g de azúcar





Sazonar el pollo con sal y pimienta, dorar en una sartén con aceite y déjalo asar a fuego bajo. 












Saltea las uchuvas con la mantequilla y la cebolla. Agrega el azúcar, el caldo de pollo y deja reducir por 15 minutos. Servir el pollo sobre la salsa con arroz blanco o de coco  y la ensalada de su preferencia.  Para el postre una crema bávara.

martes, 16 de mayo de 2017

COSTILLAS DE CERDO AL TAMARINDO

El tamarindo es muy versátil, además que proporciona muchos nutrientes para el organismo. Se utiliza tanto en platos de dulce como de sal. Voy a compartir una receta de cerdo  con salsa de tamarindo que queda increible. 
Ingredientes:  
1 cucharada de aceite vegetal
2 libras de costillas de cerdo
1 cebolla blanca mediana
2 dientes de ajo
¼ taza de concentrado de tamarindo
2 tazas de agua
4 o 5 cucharadas de azúcar morena o panela rallada
2 cucharadas de vinagre de vino
1 cucharada de harina disuelta en ¼ taza de vino rosado seco
Calentar el aceite en una sartén grande a fuego fuerte. Añadir las costillas y cocinarlas por los dos lados hasta que estén doradas. Retirar de la sartén y reservar.
Agregar la cebolla finamente picada a la misma sartén revolviendo ocasionalmente de tres a cuatro minutos hasta que esté tierna, agregue el ajo y cocine treinta segundos. Agregue el agua, la pasta de tamarindo, el azúcar, vinagre y caldo. Regrese las costillas a la sartén y deje que hierva. Reducir el fuego y tapar la sartén. Dejar cocinar durante una hora o hasta que estén tiernas. Retirar las costillas a un platón y mantener calientes. Mientras, hervir  la salsa hasta reducirla a la mitad quitando toda la grasa posible. Agregar la mezcla de harina y vino, revolviendo hasta que la salsa se vea espesa. Verter la salsa sobre las costillas y servir con arroz blanco y la ensalada de su preferencia. Para el postre sugiero una torta selva negra.